not found

  Fecha

29.Sep.2022

 Categorías

  Etiquetas

  Fecha

29.Sep.2022

 Categorías

  Etiquetas

Noticias relacionadas

“Cuando cantas, rezas dos veces”: así se han organizado unos alumnos para poner música a las Eucaristías

Son las 8:15 de la mañana de un jueves. La capilla del colegio, callada, acoge la Eucaristía de 3º de ESO. Un grupo de voces infantiles y juveniles, a coro, se hace hueco al ritmo de la guitarra: “Basta con hacer silencio dentro, para escuchar tu voz”, entonan.

Son Ashly, Blanca, Inés, Jimena, Jorge, Juan, Lucía, María, Michelle y Noelia. Y juntos han formado un coro improvisado que ha puesto música a las eucaristías de inicio de curso. Todo comenzó a finales del 2021/22, cuando a Blanca, la más veterana (2º de Bachillerato) e impulsora del proyecto, se le ocurrió una idea: “Llevaba tiempo tocando la guitarra, ya me sentía más segura haciéndolo y me acordé de que en 3º de ESO, Gérar sj. nos preguntó a varios alumnos si queríamos cantar en las celebraciones del curso. Pedí permiso a Roberto Otero sj. para organizar algo parecido y me puse en marcha”.

Un cancionero y ensayos en los recreos

De esta manera, Blanca convenció a varios compañeros de 1º y 2º de ESO; preparó unos cancioneros y se pusieron manos a la obra para lograr su propósito: que la música en directo tuviese un espacio en las eucaristías de fin de curso de ESO y Bachillerato.

Porque, por ahora no miran más allá, al ser una actividad que no les lleva demasiado tiempo, que no entra en conflicto con otras propuestas, que llevan a cabo durante la jornada lectiva y que nace de la propia motivación de los participantes: “Yo preparo un cancionero en casa y ensayamos a la hora del recreo. En las celebraciones de este inicio de curso, mis compañeros pidieron ensayar durante todos los recreos de una semana, cuando mi intención era un día sí y un día no”, reconoce Blanca entre risas.

Coro cantando en las eucaristías

¿Y por qué este paso adelante? “Por una frase que me gusta mucho: ‘cuando cantas, rezas dos veces’. Me parece muy bonita y real, porque en vez de orar de carrerilla, que a veces puede que lo hagamos sin pensar demasiado, cuando lo cantamos somos más consciente de lo que estamos diciendo”, explica una Blanca, que tampoco le da mucha importancia al futuro de este improvisado coro surgido de la motivación de unos cuantos estudiantes.

Su objetivo inicial ya está más que cumplido: que la música acompañe estos pequeños momentos en nuestra vida colegial y espiritual.

Noticias relacionadas

Noticias destacadas